sábado, 4 de julio de 2009

El tren de mi deseo



Las palabras me salen como trenes cuando hago el amor, mi respiración es máquina de locomotora que arrastra vagones de placer, mientras los émbolos entran y sales sin descanso en una carrera dislocada, por caminos marcados por la pasión.
Me gusta llegar a nuevas estaciones y parar, descansar con suspiros, para continuar mi camino y así una y otra vez hasta llegar al término de mi viaje para descansar en tus brazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada