martes, 30 de junio de 2009

Te amo


Me permito escapar para decirte que te amo, sin lunas ni amapolas, te amo así tal como soy o como me has hecho, como nos hemos transformado en un único cuerpo, con la cotidianidad y nuestra monotonía de caminantes perdidos entre venas que sangran.
Conozco tu cuerpo mejor que el mío y aún así siempre te descubro como algo nuevo al acariciarte en busca de tu alma, intentando con las yemas de los dedos echar raíces dentro de ti y ser dos árboles que se funden en uno.
Te amo tanto que ya no sueño, sólo aquí, en silencio, grito tu nombre y el silencio me devuelve el eco de tu nombre; cierro los ojos y corro entre tinieblas, porque cuando no estás a mi lado me traga el desierto de la nada que me dejas.Ahora cuando vuelvas te miraré y no te contaré nada de mi orfandad porque de repente la casa se llenará de nuevo de risas y volveré a ser como soy, sin amapolas y sin lunas, tal y como nos hemos hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada